Hola, hola, uno dos, uno dos, probando…

12/06/2020
12/06/2020 Matilde

Dieciséis años de profesión y aquí estoy, pensándome la posibilidad de escribir un blog para contar mis aventuras y desventuras en el mundo de la interpretación.

A lo largo de estos años he tenido la suerte de vivir situaciones de lo más disparatadas, divertidas, emocionantes… pero me va a costar discernir entre aquello que se puede contar y lo que debe quedar en el baúl de los recuerdos.

La verdad es que las cosas han cambiado mucho desde que empecé en esto de repetir mensajes en otro idioma. Recuerdo cuando había compañeros que fumaban en la cabina, esa época en la que los congresos duraban un mínimo de 2 días pero podían llegar a durar dos semanas… Una época en la que te confirmaban trabajos con meses de antelación. No había whatsapp, las agencias te dejaban un mensaje en el contestador (del móvil, normalmente, tampoco ha pasado taaanto tiempo) preguntando por tu disponibilidad y si tardabas varios días en contestar, a nadie le subían las pulsaciones. Era una época en la que no era extraño que los colegas cargasen con sus diccionarios técnicos, en papel. Yo era una privilegiada y contaba con un “traductor automático” de la marca CASIO. En realidad era un diccionario electrónico. Tenía el inglés-español y el francés-inglés. Cuando hacía cabina de español-francés alguna vez usé los dos a la vez…

Ahora estamos sumidos en la era de la inmediatez. Todo es para “ahora», para “ya”. Las agencias te mandan un mail o un WhatsApp y si no reciben respuesta en la hora siguiente, lo más probable es que, si el cliente no pidió específicamente que fueras tú, busquen a otro intérprete para el trabajo. Las semanas se van llenando de opciones que se confirman el día de antes del evento. Los congresos también se han visto afectados por esa tendencia. Es mucho más normal tener una presentación (de un estudio sobre el impacto que han tenido los nuevos planes de formación profesional dual en el mercado laboral) por la mañana y una entrega de premios (a los mejores comerciales de una empresa de herramientas para la construcción) por la tarde. Trabajos cortos, rápidos. Pero no por ello más fáciles, ni que requieran menos preparación.

También es verdad que a medida que van pasando los años no es que dejes de prepararte los trabajos ni mucho menos, pero sí que vas viviendo más de las rentas. Aquél congreso veterinario que hiciste hace dos años de cirugía oftalmológica canina, te viene estupendo para el webinario de glaucoma que tienes esta tarde porque puedes reciclar el glosario y completarlo con los términos que van surgiendo a lo largo de tus indagaciones.

Este mundo nuestro de la interpretación va cambiando. Lo hace poco a poco y a veces cuesta darse cuenta. Pero si te paras a mirar atrás te das cuenta de que aunque se parece, éste ya no es el mundo en el que te introdujiste a principios de los años 2000. Seguimos aprendiendo, adaptándonos y disfrutando de cada etapa.

Comments (2)

  1. Alex

    ¡Muy buena iniciativa Matt! Me encantará seguir tus entradas, no lo dejes. Si sirve de consuelo, ser abogado también tiene poco que ver con lo que era hace 15 años. Muchos besos, espero que estéis todos bien.
    Alex

    • Muchas gracias, Alex 🙂 intentaré ser constante y me encantará oír tu opinión. Estamos todos bien y espero q vosotros tambn. Te mando un abrazo grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *